Web 2.0 – Arquitectura de participación y negocios

Publié le 27 Avril 2006

Web20joiningthedots La expresión "Web 2.0" nació de la voluntad de atraer nuevamente el interés de los inversionistas en… la web después de que reventara la burbuja. Invita lógicamente a preguntarse "si hay algo atrás" ("if there is a there there" dicen acá). Claro que sí. La dificultad radica en definirlo. Pocas de las técnicas involucradas son realmente nuevas. Los acoplamientos lo son. Ese "algo" tiene que ver esencialmente con la participación de la gente y lo que Tim O'Reilly, uno de los padrinos de la fórmula, califica de "arquitectura de participación", una propuesta tanto comercial como política.

O'Reilly concibe Web 2.0 como una "plataforma". "No tiene una frontera dura, pero más bien un corazón gravitacional" (un principio alrededor del cual gravitan muchas partes).

El poder de atracción de dicha plataforma es su capacidad para servir de intermediario a la circulación de datos proporcionados, en su mayoría, por los usuarios y no por las empresas.

San Francisco, California, 22.abr.06

"Google se da como capacitador en el espacio entre navegador y motor de búsqueda y el servidor de contenido de destino" escribe O'Reilly. Pasa igual con la publicidad. En vez de buscar acuerdos con los sitios más importantes como se hacía en Web 1.0, Google permite que cada uno venga a servirse en su sitio. Consecuencia esencial, además de los grandes, encontramos publicidad en sitios poco visitados. Permite rentabilizar la "larga cola", la multiplicidad de lo chicos que, tomados juntos, constituyen una fuente apreciable de entradas.

Lo nuevo es que los usuarios, más que las empresas, hacen lo grueso del trabajo. En el caso de BitTorrent, por ejemplo que permite intercambiar de manera ultra rápida video gracias a su estructura P2P, aportan hasta sus recurso ya que el proceso usa las computadoras de los participantes (ver nota del…).

"Hay una 'arquitectura de participación' implícita, una ética de cooperación incluida," escribe O'Reilly. Lo cual ilustra uno de los puntos claves de la evolución en curso con Web 2.0: "el servicio mejora automáticamente a medida que más gente lo utiliza".

El secreto de los gigantes que supieron pasar exitosamente a la nueva era "es que han adoptado el poder de la web para aprovechar la inteligencia colectiva". Aprendieron a crear y a beneficiarse de los efectos de redes.

Ahí es donde todos se encuentran (y lo que saca de quicio a más de uno): la arquitectura de participación puede ser vista como un valor de sociedad ("la arquitectura es política" escribió hace 15 años Mitch Kapor en una reflexión sobre la internet). También resulta tener valor económico.

Los buenos negocios de hoy alientan la participación de los consumidores. El éxito de Google como motor de búsqueda radica en el uso de enlaces establecidos por otros entre si. El crecimiento de eBay se debe a la interactividad entre los usuarios. Amazon vende productos que se pueden encontrar en cualquier otro sitio, pero supo "transformar en ciencia el compromiso de los usuarios".

Esos sitios manejan montañas de datos que proveemos. A tal punto que O'Reilly sugiere (en otro texto) el uso de la palabra "infoware". Lo define así: "El software tradicional incrusta pequeñas cantidades de información en una masa de software; el infoware incrusta pequeñas cantidades de software en una masa de información".

Dos ideas sencillas permiten sintetizar lo que está en juego con Web 2.0. Según el ensayista y programador Paul Graham, los hilos comunes a todo lo que hemos visto en estos dos artículos son "la naturaleza inherente de la web que emerge desde debajo de los modelos rotos impuestos durante la burbuja". Para el consultor Ken Yarmosh se trata, más sencillamente todavía de "una tentativa para construir una web alrededor de la gente y no alrededor de la tecnología".

Vuelta a los orígenes, apertura a la gente. Parece funcionar como lo indica la nueva efervescencia en Silicon Valley (ver nota sobre conferencia Under The Radar). Pero, hoy, los proyectos exitosos son conducidos por emprendedores de menos de 30 años. Solo quienes conocieron la internet desde la cuna parecen capaces de operar esta transición esperada hacia la web por lo que es y no en función de modelos comprobados en otros campos.

De cierta manera, Web 2.0 puede ser vista como el equivalente para la web de lo que se dio a principios de los sesentas cuando, se pasó de la radio con imágenes de los inicios a la verdadera televisión. Era tiempo.

Ensayo de O'Reilly http://sociedaddelainformacion.telefonica.es/jsp/articulos/detalle.jsp?elem=2146

Bit Torrent http://bittorrent.com 

Infoware http://www.oreilly.com/catalog/opensources/book/tim.html

Mitch Kapor http://blog.kapor.com/?p=29

Paul Graham http://www.paulgraham.com/paulgraham/web20.html

Ken Yarmosh http://www.technosight.com/blog/why-web-20-matters-to-your-business-first-steps/ 

Commenter cet article

Finpecia 16/11/2010

Thank you for sharing to us.
Please one more post about that..

generic viagra 10/01/2011

It appears that you’ve put a lot of effort and hard work into your article
and I require more of these using the net currently. I sincerely got a kick
from your post. I don’t really have much to speak about in response, I only
wished to comment to reply wonderful work.

Generic Viagra 27/01/2011

You are too great a writer man. I am in love with all your articles and wait for them to appear. But, this article of all that you have written until now is my personal favorite. I shall surely have the same article forwarded ahead and spread the information to one and all.

careprost 18/02/2011

thank you very much for sharing this knowledge.this graph really conveyed the part which i was looking for.

Serobid 21/02/2011

hey buddy,this is one of the best posts that I’ve ever seen; you may include some more ideas in the same theme. I’m still waiting for some interesting thoughts from your side in your next post.