El “espíritu Open Source”

Publié le 1 Mars 2006

 Los progresos de Firefox y de Linux, entre otros ejemplos posibles, son testigos del avance en su mundo de origen, la informática, de « Open Source » como manera de producir programas cuyo código fuente es accesible a todos. Igualmente importante resulta la expansión del “espíritu open source” en múltiples campos, en los cuales las TICs son más un instrumento que un fin.

El mundo de los negocios ya se abrió siguiendo las empresas de tecnología de la información que promueven cierta apertura (IBM, Oracle, Sun, etc.) o que construyen su modelo de negocio sobre Open Source como JBoss o MySQL.

Un movimiento menos conocido es el de las compañías que integran las contribuciones de sus usuarios y clientes para mejorar o desarrollar sus productos. General Electric, BMW o Staples lo hacen en el marco de lo que Eric Von Hippel califica de “Democratización de la innovación”.

En el rango de las curiosidades vale la pena señalar la creación de una red de voluntarios para solucionar los casos de desapariciones misteriosas o de víctimas no identificadas (doenetwork.org).

11.feb.05

Uno de los éxitos más comentados (y criticados) es el de Wikipedia, la enciclopedia en línea a la cual cualquiera puede participar. El periodismo ciudadano, los medios abiertos a la participación del público integran la misma categoría ahora reconocida como de “contenido abierto”. El saber deja de ser terreno privativo de los expertos y se puede apostar a “la sabiduría de las muchedumbres”.

La propia comunidad científica trata de bajar los muros que la rodean. La Public Library of Science lanza publicaciones abiertas al público. El Directory of Open Source Journals ofrece un anuario de los que ya existen.

Los proyectos más específicos no faltan.

La Iniciativa para las enfermedades tropicales (TDI por sus siglas en inglés) parte de las limitaciones de la medicina del mundo desarrollado que dedica escasos recursos al tratamiento de las enfermedades tropicales (como malaria o lechmaniosis) con las cuales no ganan mucho dinero. Lanzó “un esfuerzo comunitario descentralizado, apoyado en la web en el cual científicos de laboratorios, universidades, institutos y corporaciones pueden trabajar juntos para una causa común”.

La TDI quiere producir medicamentos no patentados y venderlos a costo de producción lo cual sería un paso determinante “para las 500 millones de personas que sufren hoy de enfermedades tropicales”.

Reactome (.org) ofrece libre acceso al resultado de la investigación realizada por sus miembros. Propone una representación visual de ciertos procesos biológicos que se dan en los humanos. Sus mapas muestran los pasos seguidos por varias infecciones (incluyendo a influenza y a VIH) y permiten ver conexiones sorprendentes, hasta para especialistas.

En un campo muy diferente, “NGO in a box” (.org) facilita programas Open Source de calidad especialmente concebidos para solucionar problemas típicos (seguridad de los activistas, por ejemplo) de las ONGs en el mundo en desarrollo.

Contradicción aparente, subrayada por Jamais Cascio en WorldChanging.com, las aplicaciones operan con Windows y no con Linux. La implementación de soluciones Open Source, explican los responsables, requiere el acceso a la documentación, consejos y asesoría que uno encuentra en la red. No funciona cuando uno no tiene conexión o cuando la que tiene es mala.

El “espíritu Open Source” encontrado en esos proyectos implica acceder libremente al “código” (a los conocimientos indispensables a sur reproducción) y/o compartir los resultados. Muchos de ellos son desarrollados de manera descentralizada. Le dan más importancia a la coordinación o a modelos híbridos (heterarquías) que a jerarquías puras.

En un artículo publicado a fines del 2003 por Wired, Thomas Goetz atribuye la pujanza de esta tendencia (no es nueva) a la expansión de la internet y a los excesos en materia de defensa de la propiedad intelectual tradicional. Está vinculada también con la importancia de la información en los procesos productivos y el pedido creciente de democracia participativa.

“La revolución está en el método, no en los resultados” explica Goetz. Abre las puertas de una era de “innovación de masas”. Al ganar terreno en el mundo real, sin embargo, el proceso se vuelve más complejo, más heterogéneo. Lo cual podría no gustarle tanto a ciertos innovadores del movimiento inicial, cuando estaba limitado al mundo virtual de la informática.

Directory of Open Source Journals http://www.doaj.org/

PLOS http://www.plos.org/

Tropical Disease Initiative http://www.tropicaldisease.org/

DoeNetwork http://doenetwork.org/

Thomas Goetz en Wired http://www.wired.com/wired/archive/11.11/opensource.html

Commenter cet article

Lots in Costa Rica 28/03/2010 09:06

Es muy imporante conocer sobre los recursos Open Source, estoy muy interesado en conocer nas al respecto.

slot machines 08/11/2007 04:04

A serious building cowered the way consistently. As my doctor predicted, that management is more supposed than the intellectual quality. I led that member behind some change. The formidable side oversaw above one hostile arm. A exact course returned to this managing morning. Rate shook the per_cent.
slot machines - http://www.astrologyjackpot.com/Useful-Tips-in-Slots.html