Open source con traje y corbata

Publié le 13 Avril 2005

Pasa con las conferencias lo mismo que con los seres humanos: su estilo los define tanto como los temas que discuten o las posiciones que asumen. Así, la segunda Open Source Business Conference (OSBC) que reúne financistas e informáticos para discutir de los modelos económicos open source tuvo lugar en uno de los hoteles más lujosos del centro comercial y financiero de San Francisco. Hablaron de “lanzar negocios de un valor de miles de millones de dólares” y de las mejores estrategias para lograrlo.

San Francisco, California, 10.abr.05

Los trajes y corbatas eran más frecuentes que las camisetas, los jeans y las sandalias. Los sponsors incluían a Sun, Oracle, Intel y Microsoft. El mismo título decía mucho en la medida en la cual se optó por el término open source y no por free software poco valorado por los financistas.

“Contamos con 700 participantes incluyendo a 70 capitalistas de riesgo y cuarenta compañías privadas” nos declaró Bryce Roberts uno de los fumadores de la conferencia que tuvo lugar los días 5 y 6 de abril. “El resto son responsables informáticos, vendedores de soluciones open source y abogados.”

Los oradores hablaron de licencias de distribución, de propiedad intelectual y de comunidades, lógicamente. El eje principal, sin embargo era “la estrategia de empresa”. Vieron presentaciones de empresas que integran open source a su modelo económico y discutieron de cómo mejor aprovecharla en su desarrollo.

El elemento que más llama la atención, aun cuando no es necesariamente el más obvio, es que ya nadie parece discutir el interés económico de open source. Ni Microsoft que lo sigue combatiendo pero lo integra también.

En enero pasado, Bill Gates tildaba los partidarios del software libre de “comunistas de los tiempos modernos”. La semana pasada Jason Matusow, cuadro de su empresa, declaró que la mayoría de los responsables de productos de Microsoft pueden ahora adoptar mezclas de códigos propietario y libre. Su delicada presentación fue comparada a la de un católico predicando en tierra protestante. Pero vino y fue civilmente escuchado.

La evolución con relación a la primera OSBC es notable. “La discusión del año pasado era nebulosa” nos declaró Roberts. “Tratábamos de entender cuales eran las oportunidades. Ahora las inversiones ya se han hecho y un buen número de empresas ya llegaron o están a punto de llegar al mercado.”

Robert Lefkowitz, uno de los oradores más destacados, nos declaró sentir cierta “frustración” frente a las comunidades open source. “Discuten mucho de los aspectos tecnológicos y legales e insuficientemente de las dimensiones financieras allende reafirmar constantemente que ‘es bueno para los negocios’. Por esto trato de desarrollar la reflexión en este campo, incluyendo en términos de contabilidad.”

Lefkowitz es vicepresidente de Optaros, una nueva sociedad que ofrece consultoría e implementación de sistemas que “maximizan los beneficios del software open source.”

Convencidos de la validez económica de la propuesta, los participantes en OSBC discuten ahora de la mejor manera de sacarle ganancias. Una de las soluciones más populares entre tales hombres y mujeres de negocios para quienes la ideología no es, oficialmente, bien vista es el enfoque pragmático que consiste en integrar “ambas fuentes”.

Resulta, sin embargo, más fácil abogarlo que implementarlo. Se debe en buena medida a problemas técnicos de compatibilidad e interoperabilidad que se presentan entre las varias versiones de los programas open source y los programas propietarios.

No sorprende en tal contexto que una de las charlas que más llamó la atención fuera la de Kim Polese, presidente de SpikeSource. Su empresa acaba de lanzar al mercado una serie de procesos automatizados para detectar y componer tales problemas.

A tono con la conferencia, Polese se negó a encerrarse en consideraciones técnicas para mejor insistir sobre las ventajas de la integración.

Una de las más importantes es que, gracias a open source, el mercado de software ya no está dominado por los vendedores que solo piensan en “atraer a los clientes a su silo y a guardarlos ahí”, una situación conocida en la teoría económica como “lock-in” (de encerrar con llave).

Los usuarios pueden escoger y disponen de un margen de maniobra mayor. Open source presenta, desde este punto de vista, una liberación para las empresas y sus responsables informáticos.

 

OSBC http://osbc.com

Optaros http://optaros.com/

SpikeSource http://spikesource.com/

Tags : Español, Business
Commenter cet article

generic nizoral 22/02/2011 22:32

hey buddy,this is one of the best posts that I’ve ever seen; you may include some more ideas in the same theme. I’m still waiting for some interesting thoughts from your side in your next post.

プレマリン 12/02/2011 03:24

What an idea,
Great tips, I would like to join your blog anyway,

Tiffany Jewelry 27/10/2010 01:48

But in the recent war in Kosovo Nato made massive use of bombs deriving straight from the industrial age. Even the "smart" bombs, so called because they have an independent ability to handle information, were equipped with a very classic capacity for physical destruction.

Generic Viagra 04/07/2010 00:46

Well Done
I would like to appreciate the great work done by You

Executive office furniture. 25/01/2008 14:10

Home office furniture.

Contemporary office furniture. Herritage office furniture.