Howard Dean, la internet y el mundo real

Publié le 11 Février 2004

El brutal desmoronamiento de Howard Dean quien supo usar la red para llegar a ser favorito entre los candidatos demócratas a la elección presidencial de este año plantea serias preguntas. ¿A caso no se trata del reviento de otra burbuja tipo puntocoms, de otro caso más en el cual el mundo virtual estalla en su primer contacto con el mundo real?

San Francisco, California, 9.feb.04

Cuatro factores contribuyeron al ascenso de Dean: fue el primero en pronunciarse claramente contra la guerra en un momento en el cual los medios tradicionales no dejaban ver ninguna oposición seria; decenas de miles de personas usaron la red para agruparse de manera relativamente espontánea detrás de este llamamiento. Usaron a MeetUp.com, sitio y software social que permite organizar encuentros en el mundo real entre personas afines y muchos de ellos enviaron pequeñas cantidades de dinero suficientes para hacer de la campaña de Dean la más rica (entre los demócratas) durante varios meses. Joe Trippi, entonces director de la campaña de Dean, supo dejar que esa gente se expresara libremente en un blog público creando así una impresión de enorme dinamismo y participación popular.

Hoy, el desmoronamiento de Dean da lugar a discusiones apasionadas, a veces de una fascinante honestidad. Algo natural si se toma en cuenta que contaba entre sus consejeros con buena parte de los digerati (Clay Shirky, Howard Rheingold, Lawrence Lessig, y muchos más).

Steven Johnson fundador de Feed, una de las primeras revistas online toma las cosas de manera brutal : 1) Dean no era un candidato atractivo para la mayoría de los americanos; 2) la internet sirve para reunir fondos y gente pero no influye tanto en sus decisiones de voto: "es como si la colecta de fondos y la organización se hubieran adelantado al siglo XXI mientras la forma en la cual decidimos realmente por quienes votar se queda en el siglo XX," escribe.

Vale notar que Andrés Jiménez, viejo militante demócrata chicano de Berkeley quién simpatizaba con Dean, nos confió que en la única reunión de activistas a la cual fue "apenas había gente de clase media confortable con una computadora pero que no tenían la más mínima idea de cómo llevar la gente a votar."

Clay Shirky, uno de los analistas más respetados de la red atribuye el hecho que tanto el como muchos otros creyeron en la victoria del ex gobernador de Vermont a una clase de 'espejismo': el hecho que la red permita reunir simpatizantes "nos confundió y nos llevó a pensar que estábamos presenciando un apoyo creciente para Dean cuando se trataba de una reducción en la dificultad de organizar grupos."

Shirky se pregunta además si el software social que fortalece el sentido de comunidad entre sus partidarios no contribuyó al fracaso. Recuerda que "la participación en comunidades en línea da muchas veces un sentido de satisfacción que desalienta la voluntad de interactuar con el mundo real." Además, si la red facilita el encuentro de gente con ideas afines separadas por la geografía, "votar es la victoria de la geografía sobre la afinidad."

Todos se interrogan sobre el impacto de los aciertos de Dean y de su fracaso sobre el futuro. "Depende de cómo los candidatos utilicen las tecnologías y las tácticas de las smart mobs (muchedumbres inteligentes)," nos declaró Howard Rheingold. "Quiero sin embargo recalcar que el presidente Roh de Corea [uno de los países más conectados del mundo] fue un éxito político, aun cuando Dean ha sido un fracaso." [Agregado el 12.feb.04: Dos días después de este comentario mandado por email, Rheingold ha agregado sus notas sobre una intervención de Trippi a la conferencia ETcon. ]

Para John Arquilla, profesor de estrategia y especialista de las redes: "la campaña de Dean ha marcado el proceso de selección de los demócratas. Tanto en el caso de la recolección de dinero como en materia de activismo, por ejemplo, su uso de la internet ha sido imitado por Kerry y por otros." Sin olvidar que los obligó a tomar posiciones más críticas de la guerra de Irak.

Scott Rosemberg, jefe de redacción de la revista online Salon.com, escribe en su blog que al igual de quienes creyeron en las puntocoms, los partidarios de Dean quienes soñaban con cambiar a la vida política de EEUU tienen amplias razones para consolarse en la medida en la cual "el caballo que apoyaron habrá perdido la carrera pero gracias a sus esfuerzos, resulta ser una carrera muy diferente que se da sobre una pista totalmente transformada."

MeetUp

Blog al cual Shirky participa

Blog de Steven Johnson

Blog de Howard Rheingold

Blog de Scott Rosemberg

Commenter cet article