El valor comercial de nuestras redes de relaciones

Publié le 10 Décembre 2003

El creciente interés para las redes sociales que permiten encontrar parejas (Friendster.com) o trabajo (LinkedIn.com) está ganando el mundo de los negocios. Lo ilustra la apuesta de Spoke (Spoke.com) una aplicación que permite encontrar relaciones entre gente de negocios al analizar los emails que intercambian.

San Francisco, California, 10.dic.03

Spoke Software tiene dos tipos de usuarios, las empresas que lo utilizan para sacar provecho de las relaciones entre sus empleados (y de sus empleados con el mundo exterior) y los individuos que lo usan para enriquecer su propia red de relaciones (relationship network).

Agrupados en su "vitrina" los usuarios libres (basta con inscribirse en el sitio) bajan un agente que se queda en su computadora para analizar sus emails (de quienes los reciben, a quienes los envían y lo que dicen los encabezados de los mismos).

Philip Cases, miembro del consejo de administración nos acaba de hacer una demostración del programa en su oficina de San Francisco. Está en las redes de 401 personas que le dan acceso a poco menos de siete millones de individuos y a cerca de 700.000 empresas. Las cifras se explican por el hecho que el programa analiza las relaciones con hasta seis grados de separación: las personas que puede alcanzar sin conocerlas gracias a cinco intermediarios. En teoría, esto bastaria para conectarse con todos los humanos del planeta.

Cuando Cases necesita contactar a alguien que no conoce, le pregunta al programa si está conectado a la red Spoke. Los nombres más comunes son los de ejecutivos de negocios, sobre todo en el sector financiero y en las start-ups de tecnología. Pero Christina Aguilera, Clint Eastwood y George W. Bush también son accesibles.

"Me permite saber de inmediato a quién puedo encontrar y como empezar" nos explicó Cases. El programa le da el nombre de una persona que el mismo conoce y que lo puede poner en camino. No quiere decir que esta persona conozca directamente al individuo buscado, pero que sí conoce a alguien que conoce a alguien etc. "Lo mejor que haya logrado," nos explicó con cierto orgullo, "es contactar a alguien de quién estaba separado por cuatro grados."

"Spoke es una herramienta de trabajo, de productividad," explica Cases. "Lo utilizo de manera constante." Sin embargo, precisa que resulta más interesante "para quienes buscan establecer una relación estratégica".

La aparente paradoja de Spoke es que la joven empresa cuenta con 10 clientes (de hasta 140,000 empleados) en tanto que los usuarios gratis "se cuentan en decenas de miles" según nos declaró Ben Smith, presidente de la sociedad con sede en Palo Alto. "Alguna gente seguramente seguirá el modelo apoyado en la web," precisó, "pero no es el modelo de negocio que nos interesa. Queremos que grandes empresas nos firmen cheques." Spoke ha recibido 20 millones de dólares en inversiones desde su fundación en el 2002.

Los primeros estudios parecen indicar que el programa permite a los departamentos de venta de la empresas que lo usan seguir con diez veces más eficacia las pistas que toman y que la probabilidad de llegar a un acuerdo es tres veces mayor. Todo vendedor sabe, que una venta hecha a través de alguien que conoce el comprador tiene mayor posibilidad de éxito.

El revés de la medalla es la cuestión de la privacidad. Todo lo que hacemos en la red queda registrado, pero utilizar a Spoke es invitar a que un programa analice nuestras relaciones en el momento mismo en el cual se establecen y se deshacen.

"Todo usuario puede destruir las informaciones que se refieren a el o pedir al webmaster que lo haga," nos explicó Cases. La filosofía declarada de Spoke quiere ser tranquilizadora. "La privacidad es la capacidad de controlar su información" dice el sitio. De hecho el programa da varios instrumentos para controlar lo que el agente que se queda en la computadora, puede analizar.

Pero el principio de fondo es, en palabras de Cases, que "Si un quiere información tiene que pagar o dar información sobre él". La moneda de este intercambio son sus emails. La elección está claramente expuesta y vale subrayar que no siempre es así.

Cada uno puede dar la respuesta que quiera. No es obvio que el intercambio valga para todos y la primera elección puede resultar en no usar la aplicación. Difícil cuando se trata de una herramienta tan fascinante.

Spoke

Visible Path (ofrece un servicio comparable)

Commenter cet article